Como todos sabemos durante los meses de verano, en especial los meses de Julio y Agosto, la actividad empresarial sufre un considerable descenso en el ritmo de trabajo.

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, los autónomos, ya sea por sus propias vacaciones o por las de sus clientes, surge inevitablemente hacerse una pregunta: ¿me compensa darme de baja como autónomo durante este período?

Y es que si la mayoría de tus clientes paran su actividad, tú no facturas en esa época, pero tus gastos siguen siendo los mismos: cuota de autónomos, local, servicios como electricidad o Internet…

En principio parece una buena idea, sólo el hecho de ahorrarnos la cuota ya es una buena noticia. Sin embargo en muchos casos no es tan beneficioso como parece. A continuación os detallamos las ventajas y desventajas que conlleva:

Ventajas de darse de baja en periodos vacacionales

  1. Te ahorras la cuota de autónomo.
  2. Declaración trimestral. Al no darte de alta, no se tributa en la declaración trimestral por ese espacio de tiempo.
  3. Si te estás beneficiando de la tarifa plana, cuando regreses de vacaciones lo puedes seguir haciendo.

Desventajas de darse de baja en periodos vacacionales

  1. La cuota de autónomos se paga en su totalidad por periodos mensuales. Por lo tanto, si vas a darte de baja, para no pagar la cuota debes hacerlo durante uno o varios meses completos. Si las vacaciones de tus clientes van a durar 15 días, no puedes darte de baja solo dos semanas y abonar una parte proporcional, tendrás que ingresar la totalidad aunque solo trabajes unas jornadas.
  2. Incremento de trámites. Darse de baja y posteriormente de alta implica realizar las gestiones pertinentes.
  3. Pensiones. Para los autónomos en una franja de edad cercana a la jubilación, los períodos sin cotizaciones podrían provocar la disminución de su pensión de jubilación.
  4. Los gastos que realices durante el período de baja (alquiler de local, Internet, electricidad, material de oficina…) no serán deducibles.
  5. Paro. Para poder recibir la prestación por desempleo por cese de actividad, es necesario haber aportado, de manera continuada, durante los doce meses anteriores a solicitarlo.
  6. Incapacidad temporal. Para poder cobrar el subsidio por una enfermedad común, es necesario haber aportado a la Seguridad Social un mínimo de 180 días en los 5 años anteriores a la solicitud.

En ASF asesores te ayudamos a gestionar tu empresa para que siempre obtengas el mejor beneficio.

CONSULTANOS!!!  ☎️ 91 666 07 31

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Toda la información

Síguenos y te informaremos de todas las noticias actuales