Hay veces que queremos comenzar un negocio, pero no sabemos muy bien que actividad comenzar. La idea de formar parte de una franquicia en un principio nos puede quitar muchos quebraderos de cabeza. Podemos comenzar con nuestro negocio en poco tiempo, ya que la franquicia nos proporciona todo lo necesario para comenzar con nuestra actividad. En ASF Asesoría Jurídica

Pero en unirse a una Franquicia en cierta forma es unirse a un matrimonio del que se espera pueda ser duradero. Aunque con el tiempo la relación se va desgastando. Vamos cogiendo experiencia de nuestro negocio y es cuando empezamos a valorar la posibilidad de comenzar un proyecto en soledad. La falta de interés por la marca del franquiciado se hace patente, la valoración negativa de los productos de la marca, los servicios que la franquicia ofrece comparados con la competencia, puede que no estén a la altura de sus expectativas. En ASF Asesoría Jurídica te informamos de todos los detalles antes de incorporarte a una franquicia.

¿Por que queremos dejar una Franquicia?

Son muchos los motivos que nos hemos encontrado en ASF 3000 Asesoría Jurídica.

1.El gasto que conlleva comprar todos los productos a la Franquicia

Los contratos de Franquicia se rigen por el Reglamento nº330/2010 de la Comisión del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en concreto de su artículo 101 apartado 3 donde establece una limitación de 5 años en cualquier cláusula referente a las obligaciones de compra.

Por regla general el Franquiciado tiene la obligación de comprar el 80% de los bienes y servicios. Se pueden comprar bien a la Franquicia o a los proveedores  designados por esta.

2. Sobrecostes en la compra de productos de los proveedores recomendados.

Lo normal sería que cuando perteneces a un grupo o asociación determinada en la que todos invierten en los mismos productos, estos nos cuesten menos. Bien sea por descuentos o por pertenecer a dichos grupos.

Pues bien en muchas franquicias este no es el caso. Se obliga a los franquiciados a adquirir productos de sus proveedores homologados, que ya tienen desde el principio un sobre coste en sus productos o suministros.El sobrecoste está expresamente prohibido para una Franquicia. Cualquier suministro que suponga un sobrecoste en el producto ocasionando únicamente beneficie al franquiciador hará que las condiciones del contrato de Franquicia con respecto a la exclusividad de compra a proveedores homologados quede totalmente invalidada según establece el Reglamento 330/2010 de la Comisión por cuanto existiría una abuso contractual.

3. Problemas en las obras e instalaciones

Es muy común que las franquicias subcontraten servicios para realizar las obras y reformas, en función al espacio de cada franquicia y cada población. Al contratar los servicios de terceros, en cierta forma se pierde el control directa de la obra y en ocasiones puede haber retrasos o desperfectos.

4. Falta de interés por los clientes, ofertas y precios

Dentro de la franquicia no podemos poner los precios que nosotros queramos y las ofertas vienen dadas de forma general para todos. El problema viene cuando nos damos cuenta que por el tipo de clientes que tenemos en nuestra zona, quizá las ofertas que propone la Franquicia no son lo suficiente atractivas para nuestros clientes. Pero no podemos realizar ofertas o promociones por nuestra cuenta.

5. Fata de recursos y beneficios.

Cuando comenzamos con una Franquicia esta nos promete unos beneficios con una inversión determinada. El problema surge cuando ciertos gastos que no se habían contemplado se suman a los gastos de por si ya altos de la Franquicia.

Los beneficios también es un factor muy importante, sin duda el que más. Si después de todo lo invertido no obtenemos los beneficios que nos habíamos fijado el resto no tiene ningún sentido, sobre todo si los gastos superan a los beneficios.

El salir de una franquicia es relativamente fácil. Lo más importante es no tomar una decisión en caliente. Valora todos los puntos, quizá algo no te guste en concreto pero el resto de la franquicia funciona perfectamente. También tendrás que valorar si tu sólo vas a poder afrontar un negocio y vas a poder atraer a los mismos clientes. Antes de tomar una decisión en firme trata de pensar en tu beneficio.

Si por el contrario tienes claro que quieres desprenderte como Franquiciado, nuestro departamento de asesoría jurídica y legal, está a tu disposición para que puedas realizar cualquier consulta sobre contratos de franquicia, posibilidades que tiene un franquiciado a la hora de abandonar una franquicia y por supuesto, cómo ayudar a una franquicia a fidelizar a sus franquiciados.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Toda la información

Síguenos y te informaremos de todas las noticias actuales